Propóleo

La Apiterapia, es la disciplina que estudia, dentro de la llamada medicina alternativa, el cuidado de la salud y el tratamiento y curación de las enfermedades mediante el consumo y la aplicación de los productos apícolas, como la miel, polen, jalea real, propóleo, cera y veneno de abejas.

El propóleo de abeja es uno de los productos apícolas más valiosos. En los últimos años ha despertado el interés de químicos, médicos y terapeutas naturales. Ya desde tiempos remotos, el hombre observó que las abejas cubrían a los intrusos que se internaban en la colmena (ratones, ranas, etc.) con una sustancia resinosa después de matarlos. Los cadáveres no se descomponían y se momificaban con el paso de los años.

Con el propóleo la población apícola impide el hedor y las bacterias que se producen con la putrefacción. Las abejas recolectan el propóleo de las flores, enriquecido con diversos fermentos y bioproductos del jugo gástrico de las abejas. Lo recolectan de la resina de las yemas, superficies frutales y cortezas de los troncos de las plantas.

Después de traer el propóleo en los cestillos de sus patas traseras, las abejas entregan la sustancia a otras abejas, que a su vez revisten con ella las celdillas en las que la reina a poner sus huevos. De esta manera llevan a cabo una profilaxis antimicrobiana que asegura la vida de las generaciones venideras.

Propiedades del propóleo

Este producto de la colmena es muy apreciado en el mundo entero por sus propiedades inmunoestimulantes, antitóxicas, anestésicas, antioxidantes, bacteriostáticas, bactericidas, antisépticas y cicatrizantes. En el mundo ha sido muy estudiado por la comunidad científica, descubriendo en el propóleo cualidades terapéuticas sorprendentes.

Actividad biológica:

  • Tiene extraordinarias propiedades antioxidantes.
  • Es un inmunoestimulante de primer orden, ya que estimula los factores específicos y no específicos de la inmunidad.
  • Por vía oral o interna, refuerza el metabolismo y eleva la resistencia del organismo a la acción de los factores desfavorables del medio.
  • Tiene efecto fitoinhibidor y antimicótico.
  • Posee acción antibacteriana de amplio espectro.
  • Su acción antiviral incluye herpes virus, poliovirus, el virus A y B de la gripe, entre otros.
  • Regenera los tejidos (es el mejor cicatrizante existente superior a la sábila, yodo-polivinil, óxido rojo de mercurio, cloramfenicol y otros.
  • Aumenta la formación de anticuerpos.
  • Gracias a los flavonoides presentes en el propóleo, se protege al colágeno de los radicales libres.

En el propóleo hay más de 160 componentes identificados, flavonas, flavonoles, flavononas, monoterpenos, hexaterpenos, triterpenos, esteroles, vitaminas y otros compuestos como resinas, bálsamos aromáticos, aceites esenciales y otros.

¿Cómo consumir el propóleo?

El propóleo puede ser consumido diariamente como parte de nuestra alimentación, se sugiere por dosis 10 gotas de extracto de propóleo en un poco de agua natural.

Se sugiere tomarlo dos veces al día en los adultos y 5 gotas dos veces al día en niños, esta dosis es para reforzar el sistema inmunológico y evitar enfermedades infecciosas.

En adultos, el propóleo se puede tomar solo, sin agua, en caso de infección persistente, tales como anginas, adenoides, laringitis, bronquitis, etc. En dosis de dos a cinco gotas directamente en la lengua. En los niños se sugiere siempre administrárselos diluidos en agua tibia.

En caso de enfermedad infecciosa o viral, se recomienda duplicar la dosis, 10 gotas de extracto de propóleo en un poco de agua natural, cuatro veces al día, hasta experimentar mejoría. En los niños la mitad de la dosis diluida en agua tibia.

Si lo consume mezclado con miel, se recomiendan dos cucharadas soperas al día, en adultos y dos cucharadas cafeteras en niños. Se duplica la dosis en caso de enfermedad infecciosa o viral.

Consumir el propóleo diariamente nos ayudará contra las agresiones del medio ambiente, y a reforzar nuestro sistema inmunológico, y observaremos que cada vez más, irán espaciándose las gripas y enfermedades respiratorias.

¿Cómo podemos aprovechar el propóleo en sus diversas presentaciones?

Extracto de propóleo:

Como un auxiliar natural en casos de gripa, laringitis, tos, bronquitis, asma bronquial, anginas inflamadas, gastritis, colitis, dermatitis causadas por hongos, heridas, raspones, etc. Se toman 10 gotas en un poco de agua tres o cuatro veces al día.

Puede tomarse directamente en la lengua, 5 a 10 gotas dos o cuatro veces al día, en caso de infección por bacteria resistente.

Cuando la gripe comienza, es muy eficaz tomar el propóleo cada hora, hasta experimentar mejoría. Está comprobado en estudios científicos, que el propóleo, acorta la vida del virus de la gripe.

Extracto de propóleo con menta.

Para todo lo anterior, además para problemas digestivos, como mal aliento, colitis gastritis, aftas bucales, herpes labial, ideal para fumadores. Esta presentación viene con atomizador. Fácil de aplicar

Propóleo con Miel:

Excelente auxiliar natural contra tos, bronquitis, gripa, inflamaciones estomacales, gastritis, colitis, inapetencia infantil, sistema inmunológico débil, gripas constantes, asma bronquial, aplicado de manera tópica, en heridas quirúrgicas como cesáreas, apendicitis, o cualquier herida postoperatoria.

Regenera y cicatriza evitando infecciones por las propiedades de la miel y el propóleo

Jarabe expectorante de la Tía Trini: El primer producto que elaboró La Tía Trini y el consentido de la empresa.

Su fórmula original y natural ayuda contra tos seca, tos con flema, bronquitis asmática, laringitis, tos de fumador y muchos otros problemas respiratorios.

Tomar una cucharada cada dos horas en caso de tos persistente, e ir espaciando la dosis a medida que se experimente mejoría.

En los niños, una cucharada cafetera cada tres horas. Pomada de Propóleo. Ideal en casos de quemaduras, heridas, raspones, dermatitis, quemaduras solares, cutis con acné, pieles envejecidas prematuramente, alimenta la piel por la vitamina A que contiene la cera con la que esta crema está elaborada.

Paletas y caramelos de propóleo, miel y menta.

Ideal para garganta irritada, tos, bronquitis, laringitis. Mal aliento. Disfrute con la dulzura de estas paletas y caramelos las propiedades del propóleo y la miel de abeja.

(Texto tomado del libro Apiterapia para todos Dr. Moisés Asís.)

  • Cobertura en Estados Unidos y América Latina
    ventas@latiatrini.com
    Tel: 52 (33) 3686 1953
  • Síguenos en nuestras redes